La leyenda de Cousteau

Muchos de nosotros crecimos con Mundo Submarino, ese fantástica serie documental en la que el Comandante Jacques Cousteau y su equipo nos enseñaron a conocer, amar y respetar los mares y su fauna.

Su hijo Jean Marie Cousteau no solo fue uno de los artífices principales de esta serie, sino que continúa hoy día con su labor de divulgación y activismo para proteger los mares.

Y cuando decidió fundar su propio Resort eligió para ello la incomparable bahía de Savusavu, en la isla de Vanua Levu, y no fue por casualidad, ya que siempre manifestó su predilección por las aguas de Fiji.

Desde sus instalaciones en el Resort, el Centro de Buceo Cousteau bucea a diario en las inmediaciones de Savusavu y también en la Reserva Marina de Namena, una de las zonas más espectaculares de buceo de Fiji y de todo el Pacífico Sur. El equipo humano del Centro de Buceo Cousteau tiene un altísimo nivel, con profesionales con más de 25 años de experiencia, que conocen todos los puntos de inmersión como la palma de su mano, ya que en mucho casos ellos han sido sus descubridores. El nombre de Cousteau supone una gran responsabilidad por la leyenda que sustenta en el mundo del buceo, pero no supone ningún obstáculo por la pasión y profesionalidad que demuestran cada día.

El material de buceo es todo de altísima gama, en perfecto estado y los grupos son siempre muy reducidos y cuentan con el apoyo de varios guías y un biólogo marino que justo antes de la inmersión explica con todo detalle a los buceadores las características del punto de buceo y la flora y fauna que se va a poder contemplar. Durante la inmersión continúa sus explicaciones con la pizarra submarina, lo que contribuye a tener una experiencia de buceo mucho más enriquecedora.

 

Lamentablemente no pudimos bucear en la Reserva de Namena por las condiciones climatológicas, pero la inmersión elegida en su lugar no desmereció ni un ápice. Se conoce como Danny’s Dreadlocks, en honor de Danny, uno de nuestros guías fijianos en esta inmersión. Son dos grandes pináculos coralinos de unos 25 metros de altura separados por una brecha con lecho coralino. Estas columnas están cubiertas por un gran variedad de magníficos corales blandos multicolores entre los que deambulan meros, snappers, tiburones de punta de aleta blanca, negra y gris y grandes bancos de peces.

Resulta asombroso el gran número de nudibranquios que se pueden encontrar. Es un punto perfecto para la fotografía submarina y tiene el aliciente de que la parada de seguridad se realiza en la cima de los pináculos en un entorno realmente memorable.

El Centro de Buceo Cousteau ofrece precios muy competitivos dada la inmejorable calidad del servicio y es una opción perfecta para explorar el area de Savusavu y sobre todo la Reserva Marina de Namena. Y no se puede negar que para todos los que amamos el buceo supone un gran valor añadido el poder participar de la leyenda de Cousteau.

Facebooktwittergoogle_plus

2 comentarios en “La leyenda de Cousteau

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies